miércoles, 15 de junio de 2011

Cuando hay eclipse lunar

Cazando luciérnagas
En nuestra pequeña aldea todas las noches eran noches de Luna llena. Siempre lucía hermosa y brillante, tanto era así que lo único que distinguía el día de la noche eran los tonos dorados del día y los tonos azulados de la noche.
A los niños nos encantaba ir a cazar luciérnagas pero era una actividad, por desgracia para nosotros, por suerte para ellas, muy esporádica. Como la Luna brillaba tanto era casi imposible distinguirlas, los pequeños insectos voladores no necesitaban de su bioluminiscencia para alumbrarse, y esto convertía la caza de luciérnagas en una tarea poco factible. Sólo teníamos ocasión de llevar a cabo tan divertida actividad dos veces al año, durante los dos eclipses lunares.
Nuestro juego consistía en lo siguiente; durante el eclipse los niños corríamos campo a través con nuestros utensilios de caza, intentando atrapar el mayor número posible de luciérnagas. El reto estaba en atraparlas en botes de cristal con las tapas agujereadas y antes de que el eclipse llegara a su máximo esplendor, y dejara a oscuras la aldea, llevar nuestros botes a la plaza central. De esta manera, cuando todo se quedaba a oscuras, lo único que iluminaba nuestra pequeña plaza era el mágico resplandor de las luciérnagas. Nuestros corazones se encogían ante tanta belleza fugaz y sonreíamos al unísono. Después de esos segundos tan especiales volvíamos a dejar libres a los entrañables bichitos, que regresaban revoloteando a la clara luz de la Luna.

Ilustración narrada


Acuarelas. Texto de Cris L. Vargas.

4 comentarios:

  1. Me he quedado impresionado : ))))

    Es preciosa la ilustración, y el cuento precioso y lleno de imaginación. ¡Tienes talento para narrar también!

    ¡FELICIDADES!

    ResponderEliminar
  2. ¿Se puede pedir más? Una bonita illustración, un entrañable relato y una música preciosa,todo me ha envuelto y me emocionado. Aparte de dibujante creo que como escritora apuntas muy buenas maneras. Muchas gracias :)

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Cris...de pintura entiendo menos,aunque a mi modesto entender al respecto tu trabajo es maravilloso, pero...lo que más me impresiona es tu sensibilidad al narrar.Creas una atmósfera mágica alrededor de tus cuadros haciendolos tan tuyos como nuestros. Conjugas, la imagen, la escritura y la música de una forma tan personal que de alguna manera a los que disfrutamos tu blogs nos haces partícipes de ese fantástico mundo que tienen los artistas dentro de sus cabeza.
    Gracias Cris por compartirlo.
    pd: qué no harías tú en un habitación blanca sin ventanas ni muebles...;)

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado petrificada, en el buen sentido.
    No sabes cuánto me llena que mis obras lleguen a los demás, y sobre todo conseguir que entren en ese "mundo" del que hablas.

    Gracias por alegrarme el día ;)

    PD: Me dejas con la intriga de saber quién eres :P

    ResponderEliminar